miércoles, 7 de septiembre de 2011

Predicar y dar trigo

Que ya lo dice el refranero: Una cosa es predicar y otra dar trigo. Y el PP en la provincia de Granada ha predicado mucho mientras ha estado en la oposición y ahora que le toca dar trigo, parece que olvida lo exigido.

Si tuviéramos que resumir mucho, mucho mucho la estrategia política 'popular' en los últimos 2 meses al frente de la Diputación de Granada, lo haríamos con 2 ideas: Austeridad y un gobierno para todos.

De la austeridad tiempo tendremos de hablar, sobre todo del uso torticero que se está haciendo de ese argumento y la cantidad de demagogia que se esconde sobre muchas de las políticas, supuestamente austeras.
Home de la Web del Patronato Federico García Lorca



Hoy nos vamos a dedicar a lo del 'gobierno para todos'. El portavoz del PSOE en la Diputación provincial, Gerardo Sánchez, ex alcalde de Armilla, ha denunciado hoy que el PP pretende eliminar la capacidad de voto que tienen los ayuntamientos que forman el Patronato Federico García Lorca. Al parecer, Sebastián Pérez, presidente de ente provincial, en un arrebato de misticismo lorquiano que le conduce a ser más de Federico que su sobrina nieta, quiere hacer y deshacer en el citado Patronato, sin que nadie le pueda soplar en un ojo.

Los ayuntamientos que componen el Patronato García Lorca son: Fuente Vaqueros, Alfacar, Pinos Puente, Víznar y Valderrubio (ya municipio independiente). De estos pueblos, el primero de ellos contaba con dos representantes, mientras que el resto sólo con uno. La pasada legislatura, según nos informa Gerardo Sánchez, la composición de esos ayuntamientos estaba del siguiente modo: el PP contaba con 3 votos (los 2 de la Fuente y el de Pinos Puente); El PSOE 2 e Izquierda Unida sólo 1.

En el presente mandato, y a pesar de la cacareada marea azúl, el PSOE cuenta con 4 votos mientras que PP e IU sólo 1.



Ante esta situación, y según podemos leer en la Web de Radio Granada, Sánchez denuncia la intención de reformar los estatutos del Consejo Rector del Patronato para impedir que los ayuntamientos puedan votar, tal y como ha sucedido hasta ahora. Con la distribución del voto parece difícil que dicha reforma se pueda llevar a cabo, pero Sánchez entiende que Sebastián Pérez pueda ejecutar la orden aprovechando la mayoría absoluta de los conservadores en la institución provincial. La respuesta a estas preguntas no es baladí, pues del Patronato depende la gestión de la Casa Museo del poeta en Fuente Vaqueros, un centro cultural en la provincia de Granada.

Ante esta situación me cabe preguntar qué quiere hacer Pérez en el Patronato y para qué necesita evitar que los municipios pueda ejercer su derecho al voto. A pesar de la "nefasta gestió de Caler durante el pasado mandato", como tantas y tantas veces ha cacareado el PP, el PSOE nunca usó esa estrategia a pesar de estar en minoría frente a los consistorios populares.

Si este es el Gobierno para todos, apaga y vámonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada