jueves, 25 de agosto de 2011

Festival del Zaidín: Su control en juego

La polémica por el Festival de Rock del Zaidín no por ser reincidente se le debe prestar menos atención. El equipo de Gobierno, tal y como ya decíamos en el post anterior, parece tener marcado el objetivo claro de acabar con el Festival, al menos de sacarlo del barrio, incluso de la capital.
Foto IDEAL


Así se ha deducido de las declaraciones que el alcalde en funciones de Granada, Juan Antonio Fuentes, ha realizado a los medios de comunicación y que hemos podido seguir gracias al trabajo de Granadaimedia.



Según este medio ha escrito en Twitter “El #Zaidín Rock, o se hace en Fermasa (Armilla) o no se hace. Al menos, así lo ha dejado entrever hoy el alcalde en funciones de #Granada”. Es más, según esta misma fuente, el edil exige una solución definitiva para este problema que se repite cada agosto, precisamente desde que gobierna el PP en la ciudad. ¿A qué solución se refiere? ¿Qué ofrece el consistorio? Los vecinos del Zaidín han ofrecido dos: Por un lado la explanada situada entre el Palacio de Deportes y el estadio de fútbol, rechazada de plano. La otra es Fermasa, pero con el control de las barras por parte de la Asociación de Vecinos del Zaidín, organizadora del Festival.

Barras
Precisamente, en este punto surge una de las discrepancias que conviene aclarar. Parece que en las negociaciones entre consistorio y vecinos, la opción Fermasa era la favorita por ambas partes, pero las barras se presentaron como un problema. El ayuntamiento de Granada abogaba por ceder esa parte a Armilla, ayuntamiento propietario de el recinto ferial, mientras que la Asociación se ha negado por una razón básicamente: El Festival es gratuito para el público y la única fuente de financiación es lo que se ingrese en esas barras. Renunciar a eso es aniquilar al Festival en sí.

Sin embargo, ahora los problemas surgen ahora con el trámite administrativo de obtención de licencias. Ya decíamos esta mañana que Fuentes alegaba a la expiración del plazo de solicitud para negar su concesión.

En cambio, puestos al habla con la Asociación de Vecinos, que ya se había manifestado en el muro de la página en Facebook que moviliza a los usuarios contra el cierre de la biblioteca del Zaidín, nos ha dicho: “Desde el mes de junio, que se reune la mesa de coordinación, se han ido aportando todos los documentos y permisos que nos han solicitado. Esta dinámica no es nueva, se viene haciendo desde hace 30 años, y normalmente no hay problemas. Esto viene a ser una piedra más en el camino, la intención es quitar el Festival del Zaidín y gestionarlo desde el Ayuntamiento y así restar protagonismo al barrio y a la asociación y por supuesto cobrarlo y como fin último eliminarlo. Es muy obvio, pero pretender restar y cansar al movimiento vecinal, sobre todo aquellos movimientos que son críticos y no se conforman con ser sumisos por recibir ayudas o subvenciones”.

Las acusaciones de la Asociación de Vecinos son claras y apuntan a una intención más que evidente por parte del consistorio, de asumir el control del macroconcierto con la intención de quitárselo a la Asociación y acabar con su gratuidad para, posteriormente, liquidarlo.
Cartel de la edición de este año


Reacciones
En Twitter, de manera especial, la reacción está siendo bastante fuerte con la creación de un Trending Topic (#zaidinrock) que recorre la red y que ha conseguido dar visibilidad al problema del Festival más allá de Granada.

En clave política, los grupos de la oposición también han mostrado su rechazo a la gestión del PP en este asunto.

Maite Molina, de Izquierda Unida ha manifestado que “el PP pone en riesgo otra año más la celebración de uno de los festivales de música más añejos y con solera gratuitos de nuestra península, este año el PP vuelve a la carga, y sigue poniendo obstáculos para la celebración del Zaidín Rock” Para Molina, “todos los ciudadanos y ciudadanas deben cumplir con la normativa existente para temas de espacios públicos, sonoridad y celebración de este tipo de eventos”, comenta la edil, “ocurre que el Ayuntamiento liderado por Pepe Torres lleva ya en varias ediciones demostrando su evidente falta de interés a que se siga celebrando este festival. Los permisos y el proyecto siempre se han presentado en septiembre y no es entendible esta exigencia cuando siempre se ha hecho así”.

María Escudero, desde el PSOE, ha solicitado en nombre de su grupo a la Comisión de Honores del ayuntamiento que el Festival sea distinguido con la medalla de plata de la ciudad, “como medida de apoyo a la única Asociación que ha estado detrás de la organización del Festival durante 30 años”. Escudero ha manifestado que “los populares mienten una vez más e intentan desprestigiar a una asociación de vecinos que ha sido capaz de mantener un festival año tras año a pesar de las zancadillas constantes del Torres Hurtado”.

Memoria
Sólo un par de datos para acabar este post. Desde el año 2008, es decir desde el comienzo del segundo mandato de Torres Hurtado, el presupuesto que el ayuntamiento destina al Festival se ha reducido en un 70%, según ha manifestado la portavoz de los socialistas. Además, se da la 'casualidad' de que cada año desde entonces, a dos semanas del comienzo del Festival, el ayuntamiento comienza una campaña de desprestigio contra sus organizadores, poniendo en tela de juicio la viabilidad del mismo y la solvencia del trabajo que se lleva desarrollando en los últimos 30 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada